¿PUTA POR OBLIGACIÓN O CONVICCIÓN?

¿VIRGEN O PUTA?

Fragmentos de un ensayo

por: Naiat Sánchez 

Podemos dedicar cientos de hojas a todos los conceptos y arquetipos de la religión católica y cristiana, sin embargo existen dos que me parecen sumamente importantes y determinantes para el replanteamiento de la mujer dentro de la sociedad. La Virgen y Puta. Tomando a estos dos como objetos de análisis critico señalándolos como generadores de violencia, discriminación, desigualdad y machismo.

 

[1]La virginidad, en su significación más amplia, es el estado en el que una cosa o proceso se mantiene sin alteraciones desde su origen, y desde las religiones hace referencia a quienes no han mantenido relaciones sexuales.

 

Virgen es aquella mujer que aun no tiene sexo, de ahí el concepto de Virgen María.

 

[2]“Si Eva fue la madre según la carne, María lo es según el espíritu. Si los hijos de Eva mueren por el pecado, con María -la nueva Eva, Madre de Cristo- sus hijos encuentran en su Hijo la vida eterna.”

[3]La Iglesia propone a María como modelo de obediencia (Lucas 1,38) en contraste con la desobediencia de Eva (Gn 3,6) idea que se encuentra desde los Padres de la Iglesia. En la teología católica, la mediación de María nace de la mediación única y principal de Jesucristo (1 Tim 2,5-6) de la cual depende. En ese sentido es una mediación secundaria pero especial por su singular papel en el plan de la salvación. El capítulo VIII de la Constitución Dogmática Lumen Gentium del Concilio Vaticano II explica la figura de María dentro de la Iglesia católica.

Aun que la veneración de la Virgen María es reprochada por los cristianos queda clara la fuerza que esta imagen posee y la influencia que tiene sobre el comportamiento de las mujeres, generando expectativas que resultan casi imposibles de cumplir, expectativas que oprimen el espíritu y estimulan la culpa, el reproche y represión.

La mujer tiene un largo camino por recorrer.El perfecto ideal de la mujer esta lleno de atributos absurdos que califican  a una mujer “virgen” como la casta, pura, santa, sin ningún tipo de relación sexual.

 

Se nos ha impuesto un arquetipo de sumisión absoluta que nos condena al fracaso absoluto, ¿Por qué?¿Quién es lo suficientemente santa como llamarse Virgen?

Entonces los caminos se reducen a: VÍRGENES O PUTAS.

¿Dónde quedan todos lo matices intermedios, la libertad de expresión, el libre albedrio y el derecho a vivir una sexualidad desde el placer y no desde el pecado?

 

Lo que  me lleva al cuestionamiento principal de este ensayo, ¿Somos putas por obligación o convicción?

Es mucho más fácil que seamos putas a que seamos vírgenes, eso lo puedo apostar.Por que en esta sociedad etiquetar a una mujer como puta resulta muy sencillo, básicamente se nos puede llamar de esa forma por: usar faldas cortas, escotes pronunciados, acostarnos con más de un hombre, “poner el cuerno”, divorciarnos, salir de fiesta, coquetear, etc, etc, etc…

Puta o mujer publica, es utilizado como adjetivo calificativo que castiga todo comportamiento que nos aleje de la virginidad, tomado en cuenta a LA VIERGEN como arquetipo a seguir.

 

Prostituta es [4]La mujer que ofrece servicios sexuales a cambio de un pago.

 

Sin embargo TODAS TENEMOS UNA PUTA ADENTRO DE NOSOTROS, así lo afirman en su articulo Ana Bolena ∞ Alas de Orquidea titulado Todos llevamos una prostituta dentro | El arquetipo de la Prostituta

 

Cuando nos damos un tiempo para reflexionar en que medidas las mujeres somos  prostitutas me doy cuenta de que somos más de que usualmente creemos, y hablo aquí de una prostitución como forma de transacción, cuando a cambio de algo vendemos la integridad nos convertimos en putas. Por ejemplo: cuando cambiamos el silencio, la vida, el placer, la paz o la mente por seguridad, confort, estabilidad y estatus social, entre otros.

Pero ¿Somos culpables? Por siglos la expectativa de la mujer es prácticamente inalcanzable y generalmente actuamos conforme la sociedad espera que lo hagamos dejando de lado nuestros placeres, deseos y necesidades.

En este caso la puta que vive en nuestro psique va firmando contratos a cambio de seguridad.

¿Qué duro? ¿No? Darnos cuenta de cuantas veces hemos doblegado nuestro ser por cosas mucho más mundanas, pero es aún más difícil comprender la violencia que esto implica hacia nuestra persona. Todos los estereotipos que nos van encasillando  y  nos van atormentando para dejar de ser libres y cumplir con etiquetas sociales.

 

Creo entonces que unos de los mayores generadores de violencia que existen para las mujeres son justo esta dualidad que existe entre la Virgen y la Puta,clasificando  a las mujeres, pero sobre todo generan un presión social inimaginable que orilla sin lugar a duda a la mujer a llevar un comportamiento socialmente alejado de NUESTRA LIBERTAD.

 

Pero no podemos ver a la prostitución solo como un adjetivo calificativo, eso seria irresponsable ya que existe el otro lado de la prostitución.

Prostituta es aquella que elige de forma voluntaria dar su cuerpo a cambio de dinero, ojo, DE MANERA VOLUNTARIA, y ¿Qué pasa si esta mujer es obligada?Esto seria entonces TRATA DE MUJERES.

[5]“Ninguna está ahí por gusto o por dinero o por una decisión personal. A todas nos tienen a fuerzas. Por lo menos al principio porque, como te digo, con el tiempo una se va acostumbrando.”

Qué pasaría si en ves de decirles prostitutas a las chicas de la calle les llamamos por lo que realmente es TRATA DE MUJERES, ¿Entonces creen que la fila de autos para recogerlas seria la misma? O qué pasaría si en ves de criticarla no pusiéramos a pensar que la mayoría de ellas son menores de edad y que no están ahí por su voluntad.

La trata de mujeres es la esclavitud del siglo XXI y escribo esto con lagrimas en los ojos y coraje en mis entrañas al sentir tan inútiles estas palabras, Cuántos no han estado como yo, con la verdad en sus mano sin poder hacer nada.

Quiero cerrar este ensayo con fragmentos de una desgarradora entrevista que revela lo fragiles que somos y la sociedad quebrantada en la que vivimos.

“Esclavas de la calle Sulivan” por Hector De Mauleón para Aristegui

Mónica narra su historia en una entrevista con Héctor de Mauleón.

Y nos cuenta como fue engañada para dejar su ciudad y venir a México sin saber el terrror que le esperaba.

Mónica conoció a su verdugo hace tres años en Acayucan, Veracruz. Mientras esperaba a su cuñada a las puertas de una tienda de abarrotes, un muchacho moreno, con un mechón rubio pintado en el cabello, le preguntó si sabía dónde iba a realizarse cierto baile. Se presentó como Jorge. Le dijo que tenía 26 años, que era originario de Puebla, que estudiaba “psicopedagogía educativa”. Platicaron un buen rato. Ella le contó que estaba por cumplir 20…

En la primera cita le propuso que fuera su novia. “Yo creí en sus palabras y me dejé llevar”. Fue un noviazgo a distancia, porque Jorge alegaba constantes viajes de trabajo; sin embargo, siempre se mostraba al pendiente de ella, dispuesto a escucharla y ofrecerle consejos. Reapareció una tarde, y la invitó a tomar un refresco…

—Ya tengo casa, voy a tener carro, quiero casarme contigo —le dijo.

“No supe cómo me enredó. Me pareció emocionante iniciar otra vida. Fuimos a que me comprara una muda de ropa y tomamos el autobús”.

Jorge la instaló en uno de los cuartos, y no volvió a aparecer hasta el día siguiente. “No me dijo a dónde iba. No me dijo nada. No me dejó dinero ni para comer”, recuerda Mónica.

Las historias de las mujeres de Sullivan convergen. La fiscal de investigación de delitos sexuales de la PGJDF, Juana Camila Bautista, afirma que en los días posteriores a la captura los padrotes someten a sus víctimas a un periodo de hambre:

—De ese modo las van debilitando, comienzan a ablandarles la voluntad.

Cuando él regresó, más que por haberla dejado sola, más que por las veintitantas horas que llevaba sin comer, Mónica le reclamó que la hubiera llevado a una pensión en la que vivían “puras putas”.

Él le respondió:

—Así vas a trabajar como ellas.

Mónica dice que se le quiso enfrentar. Jorge reaccionó brutalmente. “Me comenzó a pegar, me comenzó a pegar muy fuerte. Yo nunca había estado en una situación así. Me pegó hasta que el miedo me hizo decirle que iba a hacer lo que él quisiera. Esa noche, ya vestida con esa ropa, Jorge me llevó en un taxi al Hotel Marín. En un cuarto me estaban esperando dos personas, una prostituta joven y una señora más grande, que era la madrota. La muchacha joven me enseñó cómo se ponía el condón. La madrota me dijo cómo pararme, qué le iba a decir a los clientes, cuánto les iba a cobrar: ‘Te paras derecha, coqueteándoles, y les dices: 500 pesos mi amor, desnudo completo, una sola relación y posiciones’”.

 

La fiscal de investigación de delitos sexuales, Juana Camila Bautista, explica que los padrotes consiguen la sujeción total de sus víctimas mediante el uso de la brutalidad física y verbal:

 

Lo que los padrotes no pueden evitar es que todas ellas terminen por conocerse. Entre servicio y servicio se ponen a conversar, a gastarse bromas, a contarse cosas. Mónica hablaba algunas veces con una muchacha norteña, de 23 años, que por seguridad me pide que la llame Matilde.

El 21 de abril de 2008 Matilde fue detectada por Noé Quetzal Méndez Guzmán en una zapatería del centro de Escuinapa, Sinaloa. Los Méndez Guzmán son una familia conocida de lenones del estado de Tlaxcala. Se dedican a la explotación sexual desde hace más de 50 años y su base de operaciones es el pueblo de Tenancingo, que según la fiscalía central para la atención de delitos sexuales de la PGJDF es considerado por el FBI “la capital de la trata de personas” y “la mayor fuente de trata sexual que existe en América Latina”. De 100 averiguaciones que la PGJDF ha abierto en los últimos años por este delito, más de una cuarta parte corresponde a sujetos que radican en Tenancingo, o en municipios cercanos. Relata la presidenta de la Comisión Unidos contra la Trata, Rosi Orozco:

…En un solo envión, le hizo plática, la invitó a comer, la hizo su novia, le propuso que viviera con él y se la llevó en un largo viaje por carretera hasta el pueblo de Tenancingo. La primera noche, la violó. Aunque a partir de entonces los malos tratos se hicieron cotidianos, durante los primeros días Noé mantuvo con ella una especie de vida matrimonial. La presentó incluso con sus padres, Fortina y Crescenciano, “pero los señores rara vez me dirigían la palabra”. Al poco tiempo le dijo que iba a llevarla a conocer San Luis Potosí. Allá, le anunció:

—Te conseguí un trabajo. Lo vas a conocer luego.

—El trabajo es de puta. No traigo dinero ni para comer, así que tienes que chingarle tú.

…Vino la escena consabida —negativas, golpes, amenazas, el cañón de una pistola apuntándole a la cabeza—. Pasado el trámite, Méndez Guzmán la paró en el Callejón del Codo, bajo la vigilancia de la mujer que acababa de presentarle.

Cuenta Matilde:

—Esa mujer era “vieja” de un sobrino suyo, que también andaba de padrote. Ellos se hacen padrotitos desde los 17 años. Toda la familia y todos sus amigos se dedican a lo mismo. “Aquí se cobra la cogida a 200 pesos”, me dijo. El primer día llegaron 20 clientes. Me tuvieron en el callejón 12 horas, de nueve a nueve. No había cómo pedir ayuda porque los mismos policías entraban al hotel conmigo. Cuando salí, Noé me preguntó: “¿Cómo nos fue en el trabajo, mi amor?”. Me encerré en el baño a llorar. Él se esperó hasta que salí y quiso abrazarme: “No llores, te va a ir muy bien, son sólo unos mesesitos”.

Medio año más tarde le anunció que iba a llevarla a la ciudad de México:

—Tenía que reunir una cuota. Según la época del año, él me decía: “Necesito cuatro mil, necesito cinco mil pesos”. Si no los juntaba, eran golpes. En ese tiempo tuve cuatro abortos. Él dejaba que me recuperara unos días, y luego volvía a pararme.

Según mis cuentas, le quedaban menos de cinco horas para dormir. Comía de pie, en un puesto de San Pablo, y cenaba del mismo modo en alguno de los puestos de tacos de la calle Sullivan. Dormía en un cuarto de pensión de la calle Aldama —también en la colonia Guerrero— “en donde viven casi todos los padrotes de Sullivan”.

Algunas veces me llevaba a sus fiestas familiares en Tenancingo y me presentaba a todos como su esposa. De hecho, me embaracé de él y tuve unas gemelas. Durante el embarazo me tuvo trabajando hasta los seis meses. Cuando nacieron las niñas, me dejó estar con ellas tres meses más y luego me las quitó, me echó de vuelta a la calle. A las niñas se las llevó a Tenancingo, para que las criara una hermana suya. Esto fue motivo de nuevas amenazas: me decía que si no cubría la cuota no iba a volver a ver a mis hijas jamás.

Como un hombre capaz de cualquier cosa. Él no se tentaba el corazón. Una vez vi cómo él y otro padrote mataron a una de las muchachas. Noé le dio un balazo en una pierna y luego en la cabeza y se la llevaron para tirarla.

En mi grabadora hay un lapso de silencio. Pido detalles de aquel crimen. Matilde contesta a regañadientes:

—La mataron porque se había metido con otro padrote. Le iban pegando en el carro, que porque se había metido con un culero, y luego la mataron.

Se queda callada, mirando hacia otro lado.Ya no quiere estar aquí. Creo que no dirá nada más, pero entonces suelta esta frase:

—Las personas que van a la calle a comprarnos no se imaginan lo que hay detrás. No se imaginan lo que es ese mundo.

La rescataron en Puebla, el 12 de julio de 2012. Méndez Guzmán la había llevado a una fiesta “en la que fui madrina del hijo de un padrote que salía de la primaria”. Al día siguiente fueron a pasear al Africam Safari. Ahí los detuvo la policía judicial del Distrito.

El día que la interrogaron, uno de los agentes le preguntó si sabía de otras muchachas que se hallaran en la misma situación. Matilde le dio el nombre de Nancy, la “sexoservidora” más joven de Sullivan. Había sido enganchada en San Luis Potosí, a la edad de 14 años.

—Era una de las más solicitadas. Allá en Sullivan, todas las noches, los coches se le amontonaban —dice.

 

Conclución

Es importante reflexionar qué papel tenemos dentro de estos conceptos, arquetipos, imágenes y calificativos y de que forma hemos contribuido a esta violencia desbocada y qué podemos hacer.

Al hacer estos auto análisis me quedo con un gran vació en el corazón y me doy cuenta de cuantas veces yo he contribuido a este ciclo vicioso que genera violencia y desigualdad. Quisiera poder proponer una solución concreta pero la verdad es que el problema es tan grande que nos ha rebasado como sociedad y como individuos, así que no nos queda más que empezar por ser el cambio que necesitamos, desde una apertura de conciencia que nos permita darnos cuenta de que aceptamos la violencia como una manera de convivencia: los roles de perfección, cánones de belleza, clasicismos y estereotipos son las formas de violentar nuestros ser y nos lastiman.

No es exageración, llego el momento de gritar ¡BASTA! No es normal que nos toquen en los camiones, que el marido le pegue a su esposa, que los niños le griten a sus madres, que las mujeres sean violadas por las noches, que las mujeres ganen menos por el mismo puesto o que una mujer no pueda aspirar a ser sacerdote o presidenta de la nación.

Me reúso a pensar que calladitas nos vemos más bonitas o que una mujer debe llegar virgen al matrimonio.

Es triste sabe que cuando una mujer denuncia ante el ministerio público una es sujeta a interrogaciones denigrantes y que una violación no sea contemplada como delito mayor si no existe una penetración coital.

[6]¿Qué significan los términos agresión sexual, abuso y violación?

Una agresión sexual o abuso se refiere a cualquier contacto sexual no deseado. Sucede cuando alguien te fuerza o presiona (sea física o emocionalmente) a que hagas alguna cosa de tipo sexual. La violación es cuando alguien te fuerza o presiona para que tengas sexo.

Cada estado define los crímenes de “violación”, “agresión sexual”, y “abuso sexual” de maneras diferentes. La violación se refiere usualmente a la penetración vaginal, oral o anal forzada por una parte del cuerpo u objeto.

 

Estos son algunos ejemplos de situaciones consideradas abuso sexual o agresión:

  • Alguien que toca tus pechos, trasero, o partes íntimas sin tu consentimiento
  • Alguien que te muestra sus genitales o te fuerza a que los toques sin tu consentimiento
  • Alguien que frota sus genitales contra tí sin tu consentimiento (esto a veces sucede en lugares con mucha gente como el metro o autobús)
  • Alguien que te fuerza a que los beses
  • Alguien que te retiene contra tu voluntad y te besa, toca, o frota contra tí
  • Alguien que te da palmadas en el trasero sin tu consentimiento

¿POR QUÉ? Violar es transgredir, pasar limites y entonces si me obligas a tocar o me manoseas sin mi consentimiento ¿No estoy siendo violada?

En verdad quisiera poder hacer más, pero por el momento  lo único que puedo dejarle al  lector es una semilla que lo mueva de donde esta, que genere preguntas  que lo hagan replantearse el camino que esta siguiendo, los roles que juega el en todo esto.

Si logro aunque sea sembrar una semilla de cambio que rompa  paradigmas habrán valido la pena las noches de desvelo.

Paremos de reir por los chistes machistas, de educar a nuestras niñas a ser niñas perfectas y a nuestros niño de verlas como objetos, paremos de buscar en el espejo o en las mujeres que nos rodean mujeres socialmente perfectas, dejemos de clasificarnos como putas o vírgenes, pero sobre todo DEJEMOS DE SER PARTE DEL SISTEMA QUE GENERA VIOLENCIA, busquemos una salida, propongamos un camino distinto dentro de nuestro núcleo familiar y con los que nos rodean.

Y dejemos algo muy claro cuando alguien contrata a una sexo servidora ¡ESTA COLABORANDO CON  LA TRATA DE MUJERES!

Creo que somos seres espirituales esperando despertar.

 

[1]virginidad, Wikipedia, 6 nov. 2020, https://es.wikipedia.org/wiki/Virginidad

[2]Eva y María, De arte Sacra, 18 marzo, 2016, https://deartesacra.wordpress.com/2016/03/18/eva-y-maria/#:~:text=El%20hombre%20llam%C3%B3%20a%20su,su%20Hijo%20la%20vida%20eterna.

[3]Virgen María en la Iglesia católica, Wikipedia, 30 oct, última edición 2020 a las 23:19,https://es.wikipedia.org/wiki/Virgen_Mar%C3%ADa_en_la_Iglesia_cat%C3%B3lica

[4]Definición de prostitute. Definició.de https://definicion.de/prostituta/

[5]“Esclavas de la calle Sulivan” por Hector De Mauleón, Aristegui, 5 julio, 2013.https://aristeguinoticias.com/0507/mexico/esclavas-de-la-calle-sullivan-un-texto-de-hector-de-mauleon/

[6]¿Qué significa los términos agresión sexual, abuso y violación? https://www.plannedparenthood.org/es/temas-de-salud/para-adolescentes/bullying-seguridad-y-privacidad/agresion-sexual-abuso-y-violacion